jueves, 31 de marzo de 2016

387. LOOPS EN MIRANDA DE EBRO



En este país nadie ha criticado los diseños de los ingenieros de caminos y todo el mundo parece muy contento dando vueltas sin protestar para ir de una autopista a otra. Pero Cascotes ha dicho basta. Y como tiene a Google Earth de su parte, va a contar alguna cosilla.

Por ejemplo, lo que me pasó hace unos días yendo en dirección sur-norte por la AP-68 queriendo cambiar a la AP-1 en dirección Oeste-Este a la altura de Miranda de Ebro. La cosa hubiera sido tan sencilla como girar a la derecha noventa grados (tal y como he señalado arriba con la flecha amarilla y el número 1), pero eso es demasiado sencillo para un ingeniero de caminos y muy aburrido para cualquier conductor patrio. De ahí que nos diseñasen un circuito de 2,7 kms. (línea verde, 2) para hacer el cambio de autopista. Lo he medido con ayuda de las rutas del endomondo:


De haber realizado el enlace mediante el sistema 1..., bah, sólo nos salen 350 metros, y además no habríamos perdido el sentido de la orientación:


... que es lo peor de todo, porque después de dar todas esas vueltas en un día sin sol (como es habitual en la zona), no es que hayas hecho 2,37 kms de más, es que ya no sabes si vas para el Sur, el Norte, el Oeste o el deseado Este. Bueno, no, lo peor de todo no es la desorientación del usuario, sino el despilfarro de tierra, dinero y paisaje. Es decir, la estupidez de las superestructuras de infradiseño.

Y ahora, vete a buscar al ingeniero... y que te cuente que no había mejor solución.


-----------------------------------------------------------------------

A las pocas horas de publicar este post, un amable lector del blog nos da una explicación bastante lógica y exculpatoria de semejante despropósito. Justo es publicarla con su autorización (y de paso hacer un poco de publicidad de su serio y excelente blog):



Estás hablando de dos autopistas de peaje de diferentes concesionarios. La AP-68 se terminó de construir hacia 1980 y la concesionaria es AVASA. El proyecto de la AP-1 de Burgos a Armiñón es de 1974, se terminó de construir en el 84, y la situación de concesiones es aún más compleja, dice la Wikipedia. La parte burgalesa es de Europistas y la alavesa funciona ahora como peaje en la sombra y me parece que la lleva Bidegi.


​E​
l problema aquí parece ser EL PAGO. Junto al número 2 que señalas en el blog se ven las antiguas cabinas de peaje.
​ Son claramente visibles sus hormigonosos esqueletos en Street View:



De los viajes que hice en autopista en los 80 recuerdo que al entrar a la AP-68 te daban una tarjeta,
​ que tenías que conservar durante el viaje y entregar 
al salir
​, y qu​
e informaba de por dónde habías entrado para calcular los importes a pagar.
​ Si la perdías, te cobraban el trayecto más largo posible.​

Así que antes de entrar en la AP-1 había que pagarle a la AP-68. Eso se hacía en esas cabinas, hoy inutilizadas. Salvo que la AP-1 tuviera a bien admitir​ tarjetas de peaje de la AP-68 y se hubieran puesto de acuerdo con los cobros desde el primer día, el ramal que mencionas, totalmente lógico hoy, no funcionaría entonces...

Desconozco cuándo o cómo se pusieron de acuerdo para unificar esto, pero se ha resuelto desde que en el enlace de Armiñón, única salida hacia el Este de la AP-1 desde ese punto, admiten las tarjetas de la AP-68.

​Así que​ el asunto no parece de ingenieros: de abogados, o de políticos quizá. Cuando se pusieron de acuerdo podrían haber aprovechado para expropiar un poquito más de campo y añadir el ramal que propones, pero como la concesión de la AP-1 acaba en 2018 habrán pensado que pa qué liarse.
​*****

BONUS: yo cuando voy de Logroño a Vitoria (¿era tu trayecto?) salgo de la AP-68 en Zambrana y recorro un tramo de la A-124. Es más barato, más corto en kilómetros y por lo general​ también en tiempo. Lo sabe hasta el Google:

​Un abrazo,​


     Rubén Carbonero



martes, 29 de marzo de 2016

386. PLAZA DEL BOLARDO. ANGUIANO. LA RIOJA. ESPAÑA



Ya sé que ir al blog MIRA ESTO OTRO es duro y no para todos los gustos (yo mismo me deprimo mucho cuando lo hago). Por eso que, de vez en cuando, voy a subir algunas de sus fotos al nivel de "creaciones CASCOTES". El diseño de esta plaza, por ejemplo, es comparable a la de CASTEJON DE VALDEJASA, más minimalista, si acaso, más fina. Recordarán ustedes la famosa polémica sobre las plazas duras, pues aquí tienen material para seguir filosofando. Yo no digo nada, pero que conste que no la han hecho así porque haya un parking debajo...

jueves, 24 de marzo de 2016

385. ALMA DE PELEGRINO



Todos saben que Cascotes tiene alma de peregrino, palabra que por peregrina hemos dulcificado un poco hasta dejarla en "pelegrino", o incluso en  "peligrino" si Cascotes va al cine. Y como para pelegrinar no hay como echarse al camino de Santiago, que pasa por casa, pues nos plantamos en Redecilla del Camino, viejo conocido de Cascotes por el famoso pleito que por poco les pone Google Earth ah ah ah. Mucho antes de llegar a un pueblo, antaño se veía la torre de la iglesia, pero como eso no es moderno, ni peligrino, ahora se ve un jran cartel que te dice que eres pelegrino y que te queda mucho (de pelegrino). Tras la torre viene la nave del centro de interpretación con porche y banco para descansar. Puertas de estilo castellano, faltaría más.



Si le haces ascos a esta iglesia y al estilo castellano, un poco más adelante tienes una bonita plaza, también con cartel indicador de que estás en Redecilla del camino y bancos modernistas para sentarte:



Hay pelegrinos que, ante las duda, deciden coger el autobús con parada individual y cartel encima del asiento por si quieres verlo cuando alguien está sentado y no sabías cómo intimar. Lo malo de esta parada es que no tiene contenedor para dejar la basura.


O puedes dejar la pelegrinación y volverte a casa, en cuyo caso tienes una parada de autobús mucho más construida, dónde va usted a parar. Y con dos contenedores para dejar la basura del pelegrinaje.


Si pasamos de bancos, paradas y basuras, podemos pasar un rato en la deliciosa plaza de los juegos infantiles, que ya puse en el post lincado arriba pero que no me resisto a poner de nuevo. Es tan emotiva que me sangran los ojos cada vez que la veo:



Pero dejémonos de cuentos y busquemos albergue, que la noche ya se viene y hay que reponer fuerzas. Los signos parecen claros: escudo, nobleza; banderas, poder, sillas de plástico rojo, comodidad sin menoscabo de la modernidad.


Como vieron que no lo veíamos claro, en otro establecimiento decidieron decírnoslo por quintuplicado, aunque cada vez de forma diferente por si no entendíamos: hospedería, albergue, hospital y tal y tal.


Signo evidente de modernidad, también en las tiendas rotulan ya en inglés, con lo que las viejecillas de Redecilla ahora van al Foods o al Shop en vez de a los Ultramarinos.



Saliendo hacia Burgos nos acompaña un cortejo de contenedores mientras que los emboscados habitantes de Redecilla nos miran con desconfianza desde el otro lado de la carretera.


Nadie que viera la foto aérea de Google Earth podría imaginar que en ese pequeño lugar hubiera tantas velezas pero ya se pueden hacer idea de los beneficios de la pelegrinación:


martes, 22 de marzo de 2016

384. LA PLAZA DE SANTO DOMINGO. MADRID



No recuerdo de dónde tomé esta foto o si la hice yo cuando hace unos meses pasé por la plaza de Santo Domingo de Madrid y me horroricé de su nuevo aspecto, -bueno, no tan nuevo porque la hizo Gallardón cuando era alcalde, y de eso hace ya un tiempo.


Ubicada entre las más célebres Callao y Opera, a la inclinada plaza de Santo Domingo le tocó bailar con la más fea y en los años cincuenta le metieron un parking de hormigón por plantas sin disimulo alguno:


Pero hete aquí que la vio Gallardón, se rascó la cabeza, y llamó al Colegio de Arquitectos de Madrid para que lo arreglaran con un concurso, y la hicieron buena.


Madre del amor hermoso, creo que ya lo dije con ocasión de la eficaz reconstrucción de la estación de trenes de la Zona Cero de Nueva York: entre la falta de pretensiones artitticas de la eficaz ingeniería y las pretensiones escultóricas y jardineras de los arquitectos urbanistas, ya no sé que es peor. Bueno sí: que tirar la ingeniería y hacer la arquitectada costó más de siete millones de euros.


Como los únicos fotógrafos que hacen buenas y serias fotos de arquitectura son los del coche de google street view, me he montado en él para daros una vuelta por la plaza y deciros si no se merece un lugar de honor en este blog: Vamos allá:


Ahhh!, casi se me había olvidado que presidiendo la plaza está el mamotreto de Fullaondo. Dios, dios, gracias google street view. No me hubiera perdonado si se me pasa ese detalle.


Bajando hacia Opera por la cuesta de Santo Domingo cantamos la canción de que una plaza no es una cosa, una plaza no es una casa, aunque tenga muros grises la lará lará.


Y es que una plaza de arquitecto es un escultura en chí misma y a poder ser, con escalinatas y cipreses. Que no falten los cipreses. Como en los cementerios.


Por la cuesta de Santo Domnigo dejaron las aceras, qué invento tan pasado de moda las aceras, pero por el lado derecho de la plaza se pusieron bolardos, mucho más modernos porque parecen pelitos salidos del suelo, Como plantas o arbolitos podados. Bonita terraza para un vermut gris.


En la parte de arriba los bolardos dejan de ser negros y pasan a inoxidables para dar mayor variedad al conjunto.


Todo el mundo quedó muy satisfecho y si lo he visto no me acuerdo.

Mala suerte que pasó por allí Cascotes... y google street view, claro está. Mil gracias Street View. si por mí fuera os daba el Nobel de fotografía en arquitectura.


jueves, 17 de marzo de 2016

383. LAS ULTIMAS DE EREVAN



En la carpeta que abrí con motivo de mi visita virtual a Erevan, capital de Armenia, se me habían quedado unas cuantas fotos olvidadas, y antes de echarlas a la papelera (igualmente virtual pero absolutamente demoledora en cuanto al olvido), rescato unas pocas de edificios insignes (más o menos Cascotones) que nos pueden hacer menos olvidable este rincón del mundo. Abro con un primer plano del polideportivo de las escalinatas del post anterior; pongo otra foto "panoramioca" del entorno de las Kio Armenias para que no se nos olviden:


... y les endoso un par de muestras de los productos del nuevo capitalismo armenio: unos apartamentos de lujo sobre el casco viejo...:


y el hotel de la inmobiliaria de todos los nuevos pelotazos que se ven por allí (Elite Group) y que lo mismo es de un equipo de arquitectura e ingenieria que lo había hecho para el DF:


Emparentado con las últimas olas de nuestros cortes ingleses, el centro de Erevan nos sorprende con este otro edificio evocador de un tsunami u otro oleaje del capital:


Más étnico (yo diría que podría ser pariente que aquella iglesia que vimos en el primer post sobre Erevan) es su nuevo Ayuntamiento:


o quizás no es tan nuevo, no lo sé; ni me voy a poner a investigar. Pero vaya, que imaginación no le falta.

Mientras tanto, los erevanes conviven con la aluminosis y otros restos de arquitectura soviética, como este bloque parrilla con mirador tumor:


O esta señora con espadón y un par de cañones en el zócalo por si la espada no funciona:


Un resto más amable de los años comunistas es el circo urbano, maltratado para la ocasión por horribles pinturas infantiles cual iglesia postconciliar:


Y como me estoy poniendo blandito y no quiero que se lleven tan mal recuerdo de Yerevan voy a acabar mi visita con una foto (evidentemente falsa / porque la fotografía bonita por lo general es mas falsa que Judas) en la que un teleobjetivo consigue fundir la parte alta de la colina del casco viejo de Erevan con el Monte Ararat. Ya sé que es una debilidad mía, pero la carne es así:


(Mil gracias a todos los fotógrafos que cuelgan sus fotos en Panoramio/Google Earth para permitirnos ver Cascotes y Mentirazas sin ensuciarnos los zapatos). 

lunes, 14 de marzo de 2016

382. FOTOGRAFÍA Y ARQUITECTURA - IÑAKI BERGERA



Iñaki Bergera ya salió en este blog a propósito de su necrológica sobre Rafael Aburto (v CCT 279), pero hoy es protagonista absoluto de una entrada porque el día 10 de marzo del 2016 vino a la Escuela de Diseño de Logroño a dar una conferencia sobre su obra y yo salí con un cabreo de espanto por haberme tragado la lengua y no haberle dicho a la cara que la Estética tiene unos límites éticos, y que lo que él hace con la fotografía y la arquitectura han rebasado desde hace mucho esos límites y cae de pleno en la inmoralidad. Lo de tragarme la lengua tiene remedio escribiendo un post. Pero lo suyo, y lo de su éxito, ay, seguramente tienen peor arreglo.

Sabiendo que Iñaki iba a venir a Logroño me leí la entrevista que le hizo Fredy Massad en su blog del ABC, y dejé colgado un discreto comentario preguntando por esas escondidas referencias a las primeras dudas sobre el mal que la fotografía "artística" del siglo XX le estaba haciendo a la arquitectura (cif. Ernesto Jiménez Caballero y Alberto Martín). Fredy no lo habrá leído (porque es amable conmigo y hasta ahora me contesta), y mucho menos Iñaki, que bastante ha de tener con mirarse a los dos ombligos en los que pierde su mirada: el de la fotografía como Arte y el de la arquitectura como Arte. Así pues fui a la conferencia pensando que podría ser una buena oportunidad para mencionar ese par de referencias de Fredy y por ver si ese tipo de objeciones podría haberle provocado alguna fisura en su fe en el Arte, en la Fotografía Artística y en la Arquitectura de la Historia de la Arquitectura Contemporánea.

¿Dudas Iñaki Bergera sobre el papel perverso de la fotografía en la idealización de la arquitectura? ¿Dudas sobre la catástrofe de la arquitectura moderna? Madre mía. Ninguna. Todo lo contrario. Exaltación de la figura de los arquitectos publicistas de arquitectura, exaltación continua de los maestros de la arquitectura, y junto a ello, falsas declaraciones de modestia personal sobre su trabajo como fotógrafo de arquitectura. Un trabajo que, a tenor de los libros, conferencias y exposiciones que aderezan su currículo, parece que le va muy bien.

Pasada la mitad de la conferencia no había perdido yo aún la esperanza de aprovechar el debate para poner en duda su doble fe, pero fue entonces cuando empezó a mostrarnos (vendernos) sus últimos trabajos fotográficos sobre la ruina y la devastación que la intervención humana (la arquitectura) viene causando en el mundo, y como trató de vendérnoslas adjetivando sus propias imágenes como fascinantes, soberbias, maravillosas y hasta sublimes, me empezó a entrar un mala...(piiiii) que me faltó poco para saltarle a la yugular (y eso no podía hacer; de ningún modo; que estaba en mi Escuela y le debía un respeto; a la Escuela).

El punto crítico lo constituyó un paquete de fotos sobre la catástrofe de Panticosa (v CCT 252) con las que se quedó a un paso de bendecir las Moneadas y Sizadas perpetradas allí por los gobiernos  de los despilfarros, y arrodillarse ante las ruinas que tantas oportunidades fotogénicas le brindaban.

Y encima este tío va y cuenta que es montañero....

Ya digo que las aficiones nobles no salvan a nadie. Ni la de salir al monte ni la de escuchar música clásica. Más bien me empiezan a parecer sospechosas de encubrir algo. O de ser símbolos de que cuando se habla de sublimación se nos olvida la ética más elemental. Desde hace ya un tiempo se acude al mal con la cámara de fotos para ganar el Pullitzer o cuando menos, para hacer una Exposición en una Galería de Arte. Y así nos va.

Pero Cascotes no se deja engañar. Y tanto que no.


jueves, 10 de marzo de 2016

381. ATENAS OLIMPICA



No siempre viajo de gratis agarrado a google earth y cogiendo fotos de Panoramio. Algunas veces viajo como antes, y también hago fotos para que otros las puedan coger cuando gusten (citando o no su procedencia/ allá cuidados). Los atentos lectores de Cascotes ya saben que estuve en Atenas en el 2012 porque les regalé unas cuantas fotos históricas de la invasión de la Acrópolis y posterior reconstrucción del Partenón (v CCT 225), Erecteion y Propíleos todos. Pero lo que tenía sin contar es que unos días después me di un paseo por la auténtica Atenas Olímpica, es decir, la que había hecho olímpicos esfuerzos para acabar en la ruina que ya se anunciaba. Con proyectos y costes de Calatrava el Blanco.


No me fue fácil acceder en coche al recinto olímpico, con todo un lío de calles cortadas y cruces imposibles de entender, y una vez dentro daba casi miedo pasear entre esos enormes insectos de millones y millones de euros, muros ciegos, escaleras gigantescas y vallas que cortaban el paso por todos los lados. Aún así conseguí asomarme al interior del estadio olímpico (las tripas del megabicho):


... y preguntarme por qué se gastó tanto dinero para solo unos días y cuánto abandono no les espera a estas instalaciones infrautilizadas. Y por qué hablaban tanto los defensores de Grecia de la dignidad griega...


...cuando yo sólo me podía imaginar en estas gradas a los cientos de miles de turistas y familiares de los atletas venidos de todo el mundo, o a masas de griegos igual de vociferantes que las del resto de todos los estadios del deporte del griterío.


No tenía intención de comentar estas imágenes. Nunca busco efectos artísticos o publicitarios cuando hago fotos y pensé que hablarían por sí mismas.


Pero hay que tener en cuenta que la gente tiene la cabeza amueblada por los grandes medios de difusión y que este tipo de arquitectura es el que han estado vendiendo durante años como la mejor arquitectura de nuestro tiempo. Hasta Galiano el sabandijo bendijo a Calatrava (v AV61).


Por eso no está demás que les diga que visitar estos edificios cuando no tienes los sentidos embotados por esos medios de opinión o por un gigantesco evento deportivo (que sólo pasó una vez) te produce una sensación de irrealidad y desasosiego enorme.


Y más, cuando no podías ser ajeno a la realidad política y económica en que estaba el país.





Todas esas cristaleras de las entreplantas parecían dar a oficinas para sedes de delegaciones olímpicas que obviamente se ocuparon solamente durante unos días y llevaban cerradas desde el 2004. 


Por si no fueran suficientes mis sensaciones aquí les dejo un artículo del CNN Expansión sobre el significado de todo este dispendio. Por supuesto que no es la causa del estado del país, pero sí un símbolo.


Todas las estructuras reticulares están sucias y en muchos puntos ya se ven oxidadas. Repintarlas  tiene que costar un dineral. En otros diez años esto tiene que dar mucho más miedo y causar mucha más indignación de la que me causó a mí.



Como les decía, estas fotos son del verano del 2012. Y ahora, si quieren hacer el viaje con Google Earth, pueden clicar en el enlace de su ubicación al final del post.